Volver

Nuevas Regulaciones

El valor de la ergonomía laboral

Publicado el 04 de julio , 2017

Hablar de ergonomía es pensar en una disciplina con múltiples enfoques, dirigida hacia un mismo propósito: la mejor forma de adaptar el trabajo a la persona.

Desde los elementos que se utilizan para la realización de tareas –posturas y movimientos del cuerpo— hasta el ambiente que rodea esa actividad: la ergonomía integra las funciones mentales y físicas puestas en juego durante una tarea diaria.

¿Qué es la ergonomía?

Planteada a comienzos del siglo XX por Frederick Taylor en sus investigaciones sobre la racionalización del trabajo, la ergonomía se desarrolló como ciencia a fines de la Segunda Guerra Mundial. Durante ese periodo, los ingenieros empezaron a considerar los aspectos fisiológicos y psicológicos del comportamiento humano dentro de su diseño de sistemas, así como las adaptaciones al entorno y a las condiciones laborales.

La Asociación Internacional de Ergonomía define este término como el conjunto de conocimientos científicos aplicados a la adaptación del trabajo, los sistemas, los productos y los ambientes con las capacidades y limitaciones físicas y mentales de las personas. Asimismo, la Asociación Española de Ergonomía explica este concepto como el conjunto de conocimientos multidisciplinarios aplicados a la adecuación de los productos, sistemas y entornos artificiales con las necesidades, limitaciones y características de sus usuarios a fin de optimizar su eficacia, seguridad y bienestar.

Al respecto, la Organización Internacional del Trabajo indica que la ergonomía es hacer que el trabajo se adapte al trabajador y no al revés. Si antes el término estaba relacionado con el lujo empresarial y el gasto absurdo parar lograr el bienestar laboral, hoy ha evolucionado gracias a la práctica y el desarrollo de investigaciones. La necesidad de humanizar el trabajo, la optimización de recursos tecnológicos y humanos en la mejora de la producción, y un puesto de trabajo adecuado han contribuido a este avance. Además, no solo se mejora la calidad de vida de los trabajadores: también la rentabilidad de la empresa.

Adaptación del trabajo al hombre

La ergonomía actúa en el sistema biológico, psicológico y sociológico, facilitando la seguridad, el confort y la eficacia del colaborador, el grupo y la organización. Su objetivo es adaptar el trabajo al hombre bajo la certeza de que es posible ser más productivos sin dejar de lado el pleno desarrollo humano. No basta aplicarla para fines preventivos: debe pensarse como la posibilidad de desarrollar acciones con el fin de garantizar y promover el bienestar del trabajador para conseguir un impacto favorable en la organización.

Si bien el ser humano es adaptable, su capacidad de adaptación no es infinita. Existen intervalos de condiciones óptimas para cualquier actividad. Una de las labores de la ergonomía consiste en definir cuáles son estos intervalos y explorar los efectos no deseados que se producirán si se superan los límites. Por ejemplo, ¿qué sucede si una persona desarrolla su trabajo en condiciones de calor, ruido o vibraciones excesivas, o si la carga física o mental de trabajo es demasiado elevada o reducida?

Los aspectos a analizar son los siguientes:

  • Análisis y conformación de los puestos de trabajo: área de trabajo, máquinas, equipos, herramientas, etc.

  • Análisis y conformación del medio ambiente laboral: ruido, vibraciones, iluminación, clima, etc.

  • Análisis y conformación de la organización del trabajo: tarea laboral, contenido de trabajo, ritmo de trabajo y regulación de pausas.

  • Análisis y conformación de los medios de elaboración (aspecto integral): acción nociva sobre el hombre a corto y largo plazo.

¿Qué es un peligro ergonómico?

Es una condición relacionada al esfuerzo físico que puede estar presente o no en un puesto de trabajo. Si está presente, es posible que la persona expuesta a esta condición pueda sufrir un daño.

Ahora, peligro no es sinónimo de riesgo. Puede existir peligro en un puesto de trabajo, pero la presencia del riesgo asociado es completamente aceptable. La probabilidad de sufrir un daño a la salud es la misma que una persona no realice ese trabajo.

Para determinar si el peligro identificado conlleva un trastorno musculo esquelético, es necesario evaluar el riesgo asociado, considerando todos los factores que puedan incidir. Existen cinco tipos de peligros ergonómicos, todos diferentes e independientes entre sí. En un puesto de trabajo pueden estar presentes todos ellos, algunos o ninguno. Por lo tanto, cada peligro presente debe evaluarse de manera específica mediante la normativa vigente y los métodos adecuados.

¿Qué tipos de peligros ergonómicos pueden estar presentes en el trabajo diario?

  • Levantamiento de cargas y transporte manual: cuando se levanta y se sostiene con las manos un objeto que debe ser colocado de un punto a otro, incluso si se realiza caminando.

  • Empuje y tracción de cargas: cuando se requiere mover un objeto (carro, transpaleta, carretilla, etcétera) utilizando el cuerpo para ayudar al desplazamiento, ya sea hacia atrás o hacia delante.

  • Movimientos repetitivos de la extremidad superior: cuando el trabajo requiere un uso continuo de las manos, con movimientos rápidos y repetidos, o un uso constante de las manos y brazos.

  • Posturas forzadas y movimientos forzados: cuando se requiere adoptar una postura extrema para efectuar alguna tarea, o cuando se debe realizar un movimiento de alguna parte del cuerpo que resulte incómodo.

  • Aplicación de fuerzas: cuando es necesario trabajar con controles, mandos o pedales que deben ser accionados con el uso de la fuerza de las manos o los pies.

Para cada tipo de peligro existen dos aspectos de valoración: el criterio de identificación del peligro (cómo identificar la presencia del peligro en el puesto de trabajo); y la referencia normativa del peligro y el método de evaluación del riesgo (normas técnicas que contienen el criterio de identificación y el método de evaluación señalado).

Conclusiones

Para conformar los puestos laborales, es necesario humanizar el trabajo, combinar un adecuado uso técnico con una correcta aplicación de medios en dichos cargos e influenciar estos factores sobre la productividad. Así, se beneficia al colaborador y a la empresa, volviéndola más rentable. Por otro lado, evaluar el trabajo humano y las condiciones de su entorno requiere establecer criterios de apreciación del trabajo que consideren todos los valores determinados por la sociedad y la ciencia.

La prevención de riesgos laborales se ha legitimado como un sistema virtuoso que debe verse a manera de inversión dentro de la dinámica empresarial. En ese sentido, la ergonomía forma parte de dicha prevención, pues evita costos directos e indirectos. El primero de estos costos se relaciona directamente con el accidente o la enfermedad profesional; el segundo, atiende los impactos colaterales y, por ello, puede llegar a ser veinte veces más costoso que el primero.

Está comprobado que la ergonomía activa este círculo virtuoso, porque contribuye con múltiples beneficios. Entre ellos, la disminución del coeficiente de errores, la reducción de costos derivados del ausentismo y la rotación, el descenso de accidentes y enfermedades (en especial, la prevención de los trastornos músculo esqueléticos derivados de los movimientos repetitivos), el incremento de la capacidad productiva del trabajador, etcétera.

La ergonomía facilita el proceso productivo; su aplicación brinda coherencia a las políticas de aquellas organizaciones que consideran a los trabajadores como miembros afines a los demás actores que construyen diariamente un circuito productivo eficiente y exitoso. Dentro de la prevención de los riesgos laborales, la ergonomía es vista como una inversión en la dinámica empresarial, pues produce múltiples utilidades a cada protagonista.

Fuentes

  • Manual El Aporte de la Ergonomía a la Productividad – FISO Kit PROERGO. Fundación Iberoamericana de Seguridad y Salud Ocupacional – FISO.
  • Organización Internacional del Trabajo (OIT): http://www.ilo.org/americas/lang--fr/index.html
  • Curso FISO: La ergonomía en la empresa.
  • Guía para la Identificación de Peligros Ergonómicos, en Curso FISO-CENEA de Experto en Diagnóstico Ergonómico Ocupacional. 

Nuevas Regulaciones