Volver

Novedades Pacífico

Una charla con Aníbal Alcántara, subgerente comercial de Pacífico

Publicado el 29 de septiembre , 2017

La promoción de la cultura de seguros convoca los esfuerzos de diversas entidades y compañías aseguradoras. Nuestro subgerente comercial Aníbal Alcántara nos comunica la importancia de incentivar esta cultura, el rol clave del corredor en esta tarea, las iniciativas de Pacífico para promoverla y más.

 

¿A qué llamamos cultura de seguros?

 

Al conocimiento de una persona sobre la importancia y los beneficios de los seguros, así como de los riesgos y sus implicancias. En nuestro día a día, todos estamos expuestos a constantes peligros, incluso a los más simples como resbalarse en la ducha, electrocutarse al enchufar un cargador, quemarse al cocinar, etcétera. Para cada uno de estos riesgos existe una alternativa de aseguramiento.

 

¿Existe una cultura de seguros en el Perú?

 

En el Perú, contratar una póliza de seguros no es una decisión clave para muchas personas. Suelen adquirirlo por obligación (como el SOAT o el SCTR) o porque una entidad financiera lo exige como requisito al brindar un préstamo. De ahí que, a menudo, escuchemos cuánto se lamentan las personas de no contar con un seguro después de ocurrido un robo al vehículo, un terrible accidente o al contraer una enfermedad muy grave. Una situación que se agrava cuando fallece la cabeza de una familia y se truncan los planes de vida del cónyuge y los hijos. Promover una cultura de seguros significa transmitir los beneficios de los seguros a la población, pues al tener uno se minimizan pérdidas económicas. Las compañías de seguros asumimos los riesgos, reduciendo el impacto social y económico.

 

¿Cuál es su impacto social?

 

En los seguros, uno de los principios claves es la mutualidad. Allí se indica que los daños o las pérdidas de una persona se distribuyen entre la comunidad de asegurados, formando una bolsa con sus primas pagadas. Así, se reducen las pérdidas económicas en las que puede incurrir una persona al no asumirlas individualmente. Un ejemplo para tenerlo más claro: si a alguien se le detecta cáncer, la familia de esta persona lo ayudará a costear el tratamiento de la enfermedad, ya sea vendiendo un auto, utilizando ahorros, etcétera.

 

¿Y cuál es el económico?

 

Al sufrir una pérdida económica, los contratos de seguros están obligados a resarcir el daño al asegurado, brindando una protección financiera a la familia por afrontar imprevistos. Es una manera de no comprometer su estabilidad. En el caso oncológico, un tratamiento contra el cáncer de mama cuesta S/ 490,000, aproximadamente; para una leucemia con trasplante de médula, alrededor de S/ 980,000. El seguro oncológico asume el 100% de estos gastos con un costo de prima de S/ 60 mensuales: un monto que garantiza la tranquilidad económica del asegurado.

                                                  

¿Cuánto contribuye Pacífico Seguros a la expansión de esta cultura?

 

Al ser un producto intangible y con varias condiciones de uso, en el mundo de los seguros hay términos difíciles de entender. En ese sentido, Pacífico tiene una innovadora propuesta: nuestro ABC del Seguro, una iniciativa que a través de ejemplos cotidianos simplifica conceptos de los seguros y su práctica aplicación.

 

¿Qué estrategias realiza la compañía para incentivarla? ¿Ejemplos?

 

El ABC del Seguro es un paso importante, pues ha logrado penetrar las plataformas digitales de algunos medios de comunicación. Hoy el reto es desarrollar nuevos productos al alcance de la población. Por eso, contamos con seguros como Auxilio Médico y ECOH, que cubren las emergencias médicas y hospitalizaciones, respectivamente. En Pacífico estamos atentos a las nuevas necesidades de los asegurados y buscamos ofrecer soluciones creativas.

 

¿Qué otras entidades asumen esta responsabilidad?

 

El Estado también promueve la cultura de prevención a nivel nacional con el fin de minimizar las pérdidas ocasionadas por desastres naturales. También vela por el cumplimiento de las normas de seguridad emitidas por instituciones como Indeci, entre otras. Pero uno de nuestros aliados claves son los corredores de seguros: con ellos unimos esfuerzos para incentivar y promover la cultura de seguros en el Perú, pues son la cara visible de este mundo de productos intangibles.

 

¿Qué rol juegan en esta toma de conciencia?

 

Ellos están en el campo e identifican las necesidades los clientes. Además, les ofrecen los productos más adecuados y los asesoran al momento de tomar una decisión. Los corredores los impulsan a elegir la mejor alternativa de seguros y son el puente entre nosotros y los clientes para lograr el resultado final: alcanzar la tranquilidad.

 

¿Cuál es la proyección de esta cultura en nuestro país?

 

Aún hay mucho por hacer. Si miramos las cifras de penetración de seguros, en el 2010 se ocupaba el 1.20% del PBI nacional; en el 2016, ha avanzado hasta un 1.92%. Todavía es bajísimo, si nos comparamos con Chile (su ratio es de 4.5%). Otro punto destacable es el porcentaje de casas aseguradas en un país sísmico como el Perú: de los 8 millones de viviendas, ni el 3% tiene un seguro. Parte de nuestro trabajo es que las personas tomen conciencia de ese riesgo y con el ABC del Seguro, Pacífico ha elegido acercarse más a la población. Las plataformas digitales nos ayudan a obtener mayor alcance y, de paso, ampliamos la base de asegurados que nos permiten ampliar la bolsa y bajar las primas. En esta tarea no estamos solos: difundir los beneficios de la cultura de seguros es tarea de todos.


Nuevas Regulaciones